NUESTRA ÉTICA

1. Consagrar nuestra labor en beneficio del desarrollo intelectual y formación académica de los jóvenes universitarios.

2. Conservar el respeto y el reconocimiento de quienes sean acreedores, por su labor académica, sus estudios y sus investigaciones.

3. Desempeñar nuestra labor profesional con conciencia y dignidad.

4. El bienestar y el desarrollo de la comunidad académica es nuestra prioridad.

5. Respetar el secreto de quien confíe en nosotros.

6. Mantener el honor de la profesión.

7. Nuestros estudiantes como nuestros profesores son parte de nuestra razón de ser.

8. No permitir que entre nuestro deber y nuestros estudiantes se interpongan consideraciones de religión, de nacionalidad, de raza, de partido o de clase.

9. Tener absoluto respeto por la comunidad académica y cada uno de sus miembros (estudiantes, profesores, investigadores, administrativos y autoridades).

10. Aún bajo amenaza, no admitimos utilizar nuestros conocimientos y los resultados de nuestra labor como asesores y tutores para arriesgar el bienestar y la estabilidad de nuestros estudiantes y de todas aquellas instituciones que formen parte de la comunidad académica internacional.

 

 

Adaptado del juramento Hipocrático, formula de Ginebra.